Cómo Trabajar de Compositor de Bandas Sonoras

12.12.2018 by AleixR
Piensa en tu película favorita. En esa escena que te dió escalofríos. ¿Sería lo mismo sin música?
Probablemente no, y los directores de cine los saben (normalmente). Por eso el ser un compositor de bandas sonoras es un rol que conlleva una gran responsabilidad. ¡Y también puede estar bien pagado! Si tu misión es vivir de la música, sigue leyendo para descubrir una muy viable nueva posibilidad: componer música para películas.
 

Tus herramientas

Hoy en día se puede crear música que suene profesional con  tan sólo un portátil y buenos monitores (o auriculares). En cualquier to a software, necesitarás una DAW (Digital Audio Workstation) e instrumentos virtuales de tu elección. Mi recomendación para principiantes en cuanto a instrumentos virtuales es empezar con Kontakt Factory y con el tiempo ir expandiendo de acuerdo a tus necesidades.

Grandes producciones de cine con presupuestos altos suelen permitirse el lujo de contratar orquestas para grabar la música. Pero el resto de los mortales emulación es de instrumentos orquestales nos proporcionan buenos resultados. Y además, las bandas sonoras no tienen por qué ser siempre orquestales!
 

Consiguiendo el trabajo

Pero hay un problema en cuanto a ganarse la vida componiendo música para películas. No es cuánto pagan: suele ser un trabajo muy bien pagado, sobretodo si eres bueno negociando. El problema es encontrar el trabajo.

Al igual que ocurre con componer música para videojuegos, por cada proyecto parece haber una larga cola de músicos queriendo componer para éste. Y aunque hay que reconocer que de alguna forma es bonito que haya tantos artistas queriendo hacer música para películas, es un problema cuando uno quiere ganarse la vida con ello.

Pregúntale a cualquier director de cine profesional y te dirán cuántos emails o mensajes de compositores reciben regularmente. Navega por foros relacionados con el cine y podrás encontrar fácilmente numerosos músicos ofreciéndose a componer para cualquier tipo de proyecto.

Aunque personalmente valoro el esfuerzo puesto en estos intentos de encontrar nuevas oportunidades, éstos raramente funcionan. Un director necesita a un compositor cada cierto periodo de tiempo. Intentar ser el escogido entre docenas de otros compositores haciendo lo mismo que tu es dificil. Especialmente si estás empezando y aún no tienes trabajos terminados a tus espaldas para demostrar tus capacidades.  

Pero no te rindas aún: haz lo siguiente y estarás a años luz de ventaja de la mayoría (si no todos) de esa larga cola de compositores.

Haz contactos en persona

La mayoría de proposiciones que los directores de cine reciben son onlin. Emails, forums, redes sociales. Mientras que estos esfuerzos por parte de músicos no son completamente inútiles y pueden llegar a funcionar, es mucho más eficiente conocer a los directores en persona.

Piénsalo: si hubieras estado poniendo la mayoría de tu tiempo y esfuerzos durante los últimos meses o años en una película, le darías la gran responsabilidad de hacer la música para ella a alguien que ni tan solo has conocido en persona? Los buenos directores son conscientes del poder de la música en las películas, y por ello seleccionan a los compositores con cuidado. Una buena banda sonora puede convertir una buena película en una película obra maestra, pero una mala banda sonora puede tener el efecto opuesto.

¿Cómo conocerlos? Atiende eventos que la agente involucrada en el mundo del cine también atienden. En el último artículo sobre componer para videojuegos , recomendaba atender Game Jams. Estas son competiciones sobre hacer videojuegos en un corto periodo de tiempo y son un sitio excelente para conocer a desarrolladores que necesitan a un compositor en el futuro. Por desgracia, por lo que sé nada así existe en el mundo del cine. Así que tu mejor opción es atender todo tipo de eventos, festivales de cine e incluso workshops. ¡Cualquier evento donde puedas encontrar gente que trabaje en el cine!
 
 
Atiende, sé amistoso y no te comportes como un vendedor: ¡los directores de cine se huelen a los compositores necesitados desde lejos! Primero céntrate en construir una relación. Muestra interés en lo que hacen, y la conversación evolucionará naturalmente a lo que tú haces. Déjales saber que componer mçusica para películas, pero no lo fuerces. Si te necesitan, serán ELLOS los que te ofrezcan el trabajo, no tú mismo (¿tiene sentido, verdad?).
 

Mantén el contacto online

Una vez hayas conocido a uno o más clientes potenciales en persona, hay que mantener el contacto. Esto es crucial: La mayoría de los directores de cine que conozcas no van a necesitar a un compositor en el momento en que los conozcas. Quizças ya tienen a un compositor trabajando en su proyecto o quizás aún no necesitan a uno. O quizás ni tan solo están trabajando en nada en ese momento. Pero muy probablemente van a necesitar uno tarde o temprano, y es entonces cuando tienes que estar ahí. Mantén el contacto a menudo para que no se olviden de ti, y cuando llegue el momento será mucho más probable que tu seas el compositor al que acudan.

Algunas personas prefieren las redes sociales para mantenerse en contacto, otros simplemente usan el correo electrónico. Sea lo que sea que uses crea recordatorios para que no se te olvide mantener el contacto, al menos una vez al mes.
 

Muestra tu trabajo online

Como mencionaba en el artículo anterior, al final conseguir este tipo de trabajos se basa en la confianza. La gente que te elige como compositor tiene que confiar en que eres capaz de hacerlo. Y para ello es vital que puedan escuchar ejemplos de lo que eres capaz de hacer. Es imprescindible tener tu música, o videos en los que has trabajado, online.

Si aún no tienes nada que enseñar, empieza haciendo música para proyectos de estudiantes o cortometrajes independientes, gratis o por un precio simbólico. Miralo como una inversión de tiempo a cambio de experiencia y currículum. Ten en mente que esta es la unica situacion en que te  trabajar gratis (a no ser que sea por una causa caritativa). Pregunta a amigos, en escuelas de musica, y como decia antes, atiende eventos en que puedas conocer a gente que haga películas.
 
Muestra tu trabajo en una web personal. Puedes crear una facilmente con Bandzoogle. O usar un servicio como 2nomads.org si quieres ponerte más serio sobre tu presencia online.
 

¿Cuánto debería cobrar?

¡La gran pregunta que nadie se atreve a contestar! La mayoría de compositores no quieren dar números reales, y como muchos te dirán, no hay una sola respuesta correcta. Pero en mi opinión, lo que cobras debería depender de tres cosas: la cantidad de música, el tamaño de tu cliente y el estilo de música.

Cantidad de música: Dicho de forma simple, cuanto más música les proporcionas más deberías cobrar.

Tamaño de la audiencia: Aunque no siempre es posible saberlo la cantidad aproximada de gente que va a ver la película debería influenciar tu oferta. Cuanto más grande la audiencia, más gente estará disfrutando de una película mejorada con tu música. Cuanto más gente disfrute de tu música, más valiosos son tu servicios, y más alto debería ser el precio.

Estilo de música: Aunque varía de compositor a compositor, hay estilos de música que normalmente conllevan más tiempo componer y producir. Por ejemplo, 5 minutos de música orquestal suelen llevar más tiempo para componer que 5 minutos de minimal techno. El precio debería reflejar esto.
 

Si aún así no tienes ni idea de cuanto cobrar cuando nunca lo has hecho, te diré mi recomendación personal para principiantes: apunta a cobrar al menos 100€ por minuto de música al trabajar con producciones pequeñas. Empieza pidiendo más que eso, y si es demasiado para ellos siempres puedes rebajar la oferta. Pedir una buena cantidad de dinero muestra que estas convencido de que ofreces música de calidad, y eso es precisamente lo que buscan.

Por otro lado, también puedes simplemente preguntarles por qué presupuesto tienen para la música. En general, este suele ser un 10% del presupuesto total.

Para los proyectos más pequeños puede que incluso te pidan hacer diseño de sonido, en el caso de producciones sin un diseñador de sonido dedicado a ello. Si te encuentras en esta situación y no tienes experiencia con el diseño de sonido, consigue una buena librería de sonidos. Comprala: intentar descargar sonidos gratis de varias webs no suele valer la pena, ya que lleva mucho tiempo y la calidad suele ser mala. Si ya estás acostumbrado a crear música con una DAW, deberías ser capaz de crear algo decente con una buena librería de sonidos.

Plan de Acción

Esto es lo que deberías hacer para empezar ahora mismo: 
  1. Contacta con estudiantes de cine. Contacta o visita escuelas de cine y ofrece a sus estudiantes el componer para uno de sus proyectos, gratis o por un precio simbólico.
  2. Empieza a poner tus obras online. Crea una web, que servirá como currículum online.
  3. Atiende eventos relacionados con el cine. Conoce a tantos directores en persona como puedas. ¡Pero no seas demasiado insistente! Después, mantén el contacto online.
  4. Cuando llegue tu oportunidad, hazlo lo mejor que puedas. Esta nueva experiencia te va a hacer mejor compositor y agrandar tu currículum.

¡Repite los pasos 3 y 4!

Como siempre digo, esto es una maratón, no un sprint. Encontrar y completar proyectos es lento. Pero la recompensa, tanto económica como artística, será tuya si persistes.

Si lo que necesitas es dinero rápido, la forma más rápida para un músico es vender un instrumento que ya no usa. Aquí en Bop, te lo dejamos lo más fácil posible para ti. Puedes poner instrumentos a la venta en menos de dos minutos. Y como no te cobramos comisiones por vender, todo el dinero que ganes será para ti. ¡Pruébalo ahora aquí!